Calesita

viernes, 16 de noviembre de 2018

La ideología de la Revolución Vaticana

Ha sido el peronista Bergoglio, en iniciar su falso papado considerando la Teología como una ideología, para luego imponer su propia ideología.
Esta inversión teológica es el recurso reversible de su desgraciada mente, indicar al católico ortodoxo de hereje, y exaltar al hereje como ortodoxo; la figura del monje rebelde Lutero es el mejor ejemplo de lo que afirmo.
Por su recurso, el de invertir causas, somos juzgados como pelagianos y gnósticos, siendo él un gigantesco gnóstico y pelagiano.
La Fe, afirma la carta a los Hebreos, es una hipóstasis: εστιν δε πιστις ... υποστασις. (Hebreos 11,1) El término hipóstasis, posee connotaciones filosóficas, pues es única base fundamental. Hipóstasis, es lo que está debajo, lo que subyace a todo. Muy bien lo tradujo la Vulgata:
Est autem fides sperandarum substantia rerum.
El término hipóstasis, fue traducido al latín por substantia, el cual proviene de sub-stare, es decir estar debajo y es lo que corresponde.
La fe subyace a la esperanza y a las obras. Subyace a la esperanza por un lado, es decir aquello que se espera (ελπιζομενων) y por otro lado, subyace a aquellas cosas que se hacen (πραγματων). Tanto esperanza como obras (sperandarum rerum) van unidas en la misma naturaleza de la Fe. La Fe, es su hipóstasis, substantia.
También la Fe es el argumento de las cosas que no se ven, argumentum non apparentium. (Hebr. 11,1) ¿Qué hace la carta a los Hebreos? Definir la teología: el argumento, la prueba de lo que no se ve, pero que se espera y se actúa.
Tanto el argumento como la prueba, indican el aspecto racional de la Fe en lo que no se ve; pues si se ve, no requiere prueba.
Desde el ángulo de la Fe, la diferencia entre Teología e ideología es abismal.
Mientras la Teología se basa en la Fe, la cual es otorgada por la Gracia; la ideología brota en forma opuesta. Nace de la realidad concreta a la cual pretende interpretar, de donde nacen distintas creencias y un baremo conciso de principios relativos.
Mientras la teología se basa en verdades reveladas que son estrictas e inmutables, la ideología parte de la base que sus principios interpretativos no son estrictos ni inmutables.
Como se expuso, desde un inicio Bergoglio calificó la Teología de ideología, y por este mismo recurso, su ideología filoperonista pasó a ser una “sorpresa del Espíritu Santo”. Como decía el anglicano Tony Palmer, uno de sus grandes amigos, el “Espíritu Santo nos dirá en lo que tenemos que creer”; como si el Espíritu Santo hablara.
Bergoglio odia la teología, de la cual nada sabe (ni quiere saber); pues para su mente infantil y pragmática, la fe no se basa en ideas abstractas, tal como lo expuso en su primera encíclica, Lumen Fidei, 45, asentando desde ese momento, la destrucción de la teología.
Las contradicciones en Bergoglio no son ninguna novedad.
Es un predicador de la parresía como una manera de hablar con franqueza; pero ay del que la use, Viganò es el mejor ejemplo.
Y como dicen que hablo difícil, expongo a continuación unos ejemplos de textos rebosantes de parresía según la ideología bergogliana:
Hemos sido testigos también de ataques a la persona del Santo Padre desde dentro y desde fuera de la Iglesia de un modo que no tiene precedentes, lo que genera la escasa difusión de su pensamiento y de su prédica. Esto se extiende a la Iglesia toda ya que parecería que decir algo bueno sobre ella no es políticamente correcto. 1
Sentimos en principio un profundo dolor cuando Usted es agredido tan cruel e injustamente, tanto desde dentro como desde fuera de la Iglesia. 2
Esto es parresía. Lo otro es agresión cruel o despiadado ataque personal.
De su ideología surgen todos sus epítetos peyorativos contra quienes siguen su Fe. Así oímos de sus oscuros labios estas tristes expresiones contra los católicos sinceros:
...cristianos de caras largas, momificados, rígidos, superficiales, ideológicos, vagabundos, viejas solteronas, madres conejas, fomentadores de capofragía, desgrana rosarios, contadores de Ave Marias, banco de rosarios, Prometeo cerrado en si mismo, neo pelagianos, restauradores, esclavos de la superficialidad, momias de museo, príncipes de renacimiento, obispos de aeropuerto, cortesanos pegajosos, carrerista, cristianos con cara de pepinillo en vinagre, cristianos papagayos, moralista pedante, contemplador remoto, terroristas del cotorreo”. 3
A partir del mayo francés de 1968, en toda ideología se coloca sobre la cima del baremo a la ecología. Es lo que Bergoglio hizo con la Laudato si. Este principio conduce entre otras cosas hacia el animalismo; como ejemplo de este patético fenómeno, hallamos al Obispo de Luján que prohibió peregrinar al santuario montado a caballo, por el mal trato que reciben los nobles cuadrúpedos.
Siguiendo el baremo ideológico moderno, a la ecología le sigue el divorcio, por no hablar del libre amor marxista. Bergoglio no se quedó rezagado y lanzó Los amores de Leticia que le valieron los dubia. En este punto, la Iglesia al fin comenzó despertar de su letargo primaveral.
La base ideológica puede darse en esta modernidad, entre el socialismo o el liberalismo. En esta opción Bergoglio siendo un aborto de los curas para el tercer mundo, eligió el socialismo, lo cual está afín con su peronismo de 1970. De aquí nacen los falsos mártires, como el obispo Angelelli.
Entrando en el siglo XXI, los magnates ocultos de esta decadente civilización, se percatan de un grueso error cometido en el inicio de la era industrial. Los adelantos científicos y técnicos llevaron a una tasa geométrica de crecimiento en la población mundial. A este ritmo en unas centurias la tierra será insuficiente para contener tanta población. ¿Cómo solucionar tamaño error? Afirmar que se equivocaron, es negar el dogma moderno del progreso constante. Por lo tanto, buscaron dar libre curso a las perversiones sexuales. De aquí nace el libre aborto y de aquí nace la opción por el mariconismo en masa, o lo que contienen las siglas LGBT.
Aquí la Iglesia vuelve a despertar y se percata que los clérigos maricones, oscilan entre un 30 a un 40 por ciento, sin incluir los clérigos amancebados. Sólo se persigue a los pedófilos cuando ya no se los puede seguir escondiendo bajo la alfombra. Así la ideología bergogliana, opta por el orgullo gay, junto a Coccopalmerio, Maradiaga y el obsecuente Cupich.
Toda ideología se basa en la acción, esto lleva a la dialéctica, y la dialéctica expone sus propios principios. Sobre este tema ya hablamos en Los cuatro principios activos del cardenal Bergoglio.
La ideología moderna se basa en el pacifismo. Es el gran evangelio de Bergoglio. Nótese la gran diferencia, los evangelios traen la Paz, pero el quinto evangelio de Bergoglio solamente la ausencia de armas.
Para la ideología no importa la Fe, pues se considera una idea transversal a todas las religiones. Es el ecumenismo de Bergoglio, quien dice ser judío porque recita algún que otro salmo, hizo retiro espiritual con los pentecostales y ama los musulmanes, y si estos se quieren infiltrar en Europa, tanto mejor, pero que no se metan en el Vaticano, ni acampen en las iglesias.
En este ámbito ideológico, se llega a la dialéctica entre relativismo y dogmatismo. Los principios del movimiento son relativos, pero existen dogmas que se imponen hasta por la inquisición. La economía es relativa, pero la ideología LGBT es dogmática. Si ataco a los maricas, puedo sufrir un juicio, este juicio es la novedosa inquisición moderna.
Doy otro ejemplo, más concreto y real. Es un dogma que los nazis mataron 6.000.000 de judíos. Ahora bien, todos sabemos que eso es mentira. Pudieron ser 5.999.999 ó 6.000.001, pero jamás seis millones. Si digo que es mentira, sufro un juicio, tal juicio es la moderna inquisición. Como ejemplo observen lo que le sucedió al obispo Williamson.
Esta dialéctica entre relativismo y dogmatismo no puede ser usada por el simple individuo, sino solamente por la estructura que lo gobierna, la cual determina por dogma, lo que es relativo. El ejemplo concreto es la Revolución Vaticana actual. Bergoglio, Parolin, Maradiaga, Cupich, Coccopalmiero, Marx, son relativistas, pero el católico debe ejecutar lo que estos relativistas dicen como dogma inmutable.
Ya los clérigos jerarcas, no son administradores, sino fehacientes elaboradores de nuevos dogmas. Pueden cambiar la naturaleza humana, las escrituras, las tradiciones, la liturgia, las oraciones, o la moral, según su antojo.
Vayan unos ejemplos.
Maradiaga es una muestra de esto, cuando afirma que se debe cambiar el concepto de sexualidad. Es lo que decimos, la estructura eclesial está más allá de la Escritura, más allá de la Tradición, más allá de la moral.
Otro lo tenemos en Cupich, el campeón de la obsecuencia, quien afirma:
No es nuestra política negar la comunión a los ‘matrimonios’ gays”. 4
Cupich es obsecuente pero muy revelador. La moral, con la ideología, pasó a ser ahora, una simple política.
Otro ejemplo lo dan los obispos argentinos en masa negando las leyes naturales, que son dadas por el orden divino, cuando escriben:
Para todos los fieles que hayan hecho cambio civil de identidad de género (ley 26.743) y solicitasen sacramentos de iniciación cristiana para sí (…), en el respectivo libro de bautismos marginalmente se dirá: “Civilmente han cambiado su género. Nombre actual. Autorizado por el Ordinario del lugar. Fecha. Firma. Y en el libro de confirmaciones se dirá: Nombre según el bautismo, entre paréntesis (nombre civil actual)”. Autorizado por el Ordinario del lugar. Fecha y firma”. 5 
En otras palabras, si el catecúmeno es varón, pero pide ser bautizado como mujer, si el obispo lo avala con fecha y firma, el varón ahora es mujer.
Es lo que decimos, la estructura eclesial está más allá de la ley natural.
***
Las conclusiones son elementales:
Esta iglesia fue invadida. Bergoglio es un invasor ambiguo y eclético. Judío, pentecostal, luterano, musulmán, quiso ser también ortodoxo, pero algunos lo expulsaron por archihereje. Divorcista, miembro ideológico de clérigos maricones, protector de pedófilos, ecologista, etc.
La segunda conclusión, es más elemental que la primera, Bergoglio quiere serlo todo, y por ello alcanzó la nada. 
La tercera es reveladora. Toda ideología trabaja con un concepto de inclusión. A la inclusión solo le importa la cantidad, nunca la calidad. De este modo se pone en la bolsa la mayor cantidad posible de inútiles. Todos estos idiotas son muy útiles a la estructura. 
A esta ideología la llamaron, el Nuevo Paradigma.
¡Qué lejos estamos del concepto de una Iglesia fuerte y viva por la Gracia!



1 116° Asamblea Plenaria (Pilar): Homilía de Mons. Oscar V. Ojea
2 Carta “unánime” de apoyo a Bergoglio por parte del clero (o el clericalismo) de La Plata, Cfr. https://infovaticana.com/blogs/adoracion-y-liberacion/exclusiva-la-estafa-de-la-carta-de-apoyo-del-clero-de-la-plata-a-francisco/
3 https://infovaticana.com/blogs/specola/insultos-pontificios-papa-francisco-jefe-de-la-masoneria-fin-de-la-pedofilia-de-una-vez-por-todas-disolucion-de-las-finanzas-vaticanas/



martes, 13 de noviembre de 2018

Ministretur incensum...



Contenido de una carta enviada a Bergoglio, por la “unanimidad” de los sacerdotes de La Plata:
A su Santidad
Papa Francisco
Los sacerdotes de la Arquidiócesis de La Plata, reunidos en las Jornadas de Actualización del Clero, junto a nuestros Obispos, hemos decidido por unanimidad, hacerle llegar esta carta que quiere expresar nuestra cercanía y fidelidad en este difícil momento que atraviesa nuestra querida Iglesia y Usted como cabeza de la misma.
Sentimos en principio un profundo dolor cuando Usted es agredido tan cruel e injustamente, tanto desde dentro como desde fuera de la Iglesia. Sabemos que Dios Nuestro Señor está guiando todas sus acciones y sus palabras y estamos convencidos que Usted Santo Padre, está iluminando el camino de esta humanidad que, dominada por la ceguera del individualismo y el materialismo, vive en medio de la desdicha, la violencia y la inequidad.
Sentimos además que su fortaleza nos hace fuertes. Que la Iglesia, a pesar de las dificultades y obstáculos que incluso sus propios discípulos ponemos en su camino, está llevando adelante una lucha sin pausa contra los males de la humanidad, a la que nosotros no debemos ser ajenos.
Sentimos un gran orgullo de trabajar diariamente para una Iglesia comprometida con los que más necesidades padecen. También orgullo de pertenecer a una Iglesia abierta a todos, sin excluidos, sabiendo que la misericordia de Dios es infinita.
Sentimos el compromiso de mejorar cada día y renovar nuestro Ministerio, predicar la palabra del Señor con alegría inmensa y entregar todos nuestros esfuerzos en bien de la comunidad y de sus necesitados. Solo así podremos además de agradar a Dios nuestro señor, estar en la senda que usted nos señala.
Sentimos, por qué negarlo, una alegría especial ya que nuestro pastor hoy, el obispo de Roma, ha nacido en nuestra patria y por ello conoce tan bien nuestros corazones, nuestras falencias y nuestras pobrezas, pero también nuestra capacidad de sobreponernos y luchar por la misión que hemos elegido como vocación: llevar la palabra de Dios al mundo.
Sentimos que Usted nos da el ejemplo de una inclaudicable lucha contra las fuerzas del mal y que antes que temerle y ocultarse hay que enfrentarlas con valentía y con voz firme, como Usted lo hace.
Sentimos finalmente el deseo de acompañarlo, de rodearlo de nuestro afecto sacerdotal y nuestro incondicional apoyo humano y discipular.
Se lo decimos muy sinceramente desde aquí, desde esta lejana ciudad de La Plata, desde donde rezamos por Usted, muy querido Papa Francisco, pidiendo que Dios le de fuerzas para continuar con su misión evangelizadora y transformadora de la humanidad.
Con amor de hijos, los Sacerdotes de La Plata.
La Plata, 20 de Setiembre de 2018 1


1 Cfr. https://infovaticana.com/blogs/adoracion-y-liberacion/exclusiva-la-estafa-de-la-carta-de-apoyo-del-clero-de-la-plata-a-francisco/

martes, 6 de noviembre de 2018

Los sentidos de la Sagrada Escritura


San Buenaventura Bagnoregio (1217 ó 1218 - 1274), discípulo de Alejandro de Hales, explicó los distintos sentidos de la Sagrada Escritura en su Hexaémeron o iluminaciones de la Iglesia.
Para ello emplea primeramente dos imágenes del profeta Ezequiel; el libro escrito por dentro y por fuera, y la visión de los cuatro seres vivientes. A su vez, el Apocalipsis retomará estas visiones.
Por último usa la imagen del mar, tomada del Eclesiastés. El texto que exponemos a continuación, lo tomamos de la B.A.C. Obras de San Buenaventura, Tomo III. El desglose y cierta puntuación como el subrayado es nuestro.
Dice el Santo Doctor en su Colación XIII, 12:
«Cierto que el hombre, antes de su caída, tenía conocimiento de las cosas creadas y por la representación de éstas era llevado a Dios para alabarle, venerarle y amarle; y para esto son las criaturas y de este modo son reducidas a Dios. Mas cayendo el hombre, como hubiese perdido éste el conocimiento, no había quien las redujera a Dios. Por lo que este libro, o sea el mundo, estaba como obscurecido y borrado, y fue necesario otro libro, por el que fuese iluminado, para recibir las metáforas de las cosas, y este libro es el de la Escritura, que pone semejanzas, propiedades y metáforas de las cosas escritas en el libro del mundo. El libro, pues, de la Escritura es reparador de todo el mundo para conocer, alabar y amar a Dios.»
Luego nos dice en la Colación XII, 17 de la misma obra:
«Toda la Escritura es corazón de Dios, boca de Dios, lengua de Dios, pluma de Dios, libro escrito por fuera y por dentro.
...
Corazón de Dios, boca del Padre, lengua del Hijo, pluma del Espíritu Santo.
El Padre, en efecto, habla por el Verbo o lengua; pero el que completa y encomienda a la memoria es la pluma del escriba. Luego la Escritura es boca de Dios.
...
Asimismo, es lengua, por lo que está escrito:
Miel y leche tienes debajo de la lengua. ¡Oh cuán dulces son a mi paladar tus palabras! Más que la miel a mi boca.
...
Asimismo, es pluma de Dios, y tal es el Espíritu Santo; porque, así como el que escribe puede escribir presentemente las cosas pasadas, presentes y futuras, del mismo modo en las Escrituras se contienen las cosas pasadas, presentes y futuras.
Por lo que es libro escrito por fuera, pues contiene bellas historias y enseña las propiedades de las cosas; está también escrito por dentro, porque encierra misterios y diversas inteligencias.»
De la imagen de la Sagrada Escritura comparada con el mar, dice San Buenaventura en la Colación XIII:
«1. Reúnanse en un lugar las aguas que están debajo del cielo y aparezca lo árido. Y así se hizo. Y al árido diole Dios el nombre de tierra, y a los depósitos de las aguas los llamó mares. Y vio Dios que lo hecho estaba bueno. Dijo asimismo: Produzca la tierra hierba verde, y que dé simiente y Plantas fructíferas que den fruto conforme a su especie, y contengan en sí mismas su simiente sobre la tierra, etc.
Esta la tercera visión, la de la inteligencia enseñada por la Escritura, que se entiende en la obra del tercer día.
2. Y esta visión versa acerca de tres cosas, a saber, acerca de las inteligencias espirituales de los sentidos.
* Las primeras, o sea las inteligencias espirituales, se dan a entender por las reuniones de las aguas;
* las segundas, o sea las figuras sacramentales, por los brotes de la tierra, en el Génesis:
Produzca la tierra hierba verde;
* las terceras, o sea las multiformes teorías, se entienden por las semillas, en el Génesis:
Y contengan en si mismas su simiente, etc.
3. Primeramente, pues, se ha de hablar de las inteligencias espirituales.
De la reunión del mar dice el Salmo:
El tiene recogidas las aguas del mar como en un odre.
Recogió las aguas del mar en un odre cuando reunió en el odre de la Escritura la universalidad de las inteligencias espirituales.
4. De lo primero se dice en el Eclesiastés:
Todos los ríos entran en el mar, y el mar no rebosa: van los ríos a desaguar en el lugar de donde salieron, para volver a correr de nuevo.
Así salen todas las inteligencias espirituales de la Escritura divina.
Las inteligencias espirituales son llamadas ríos l0 mismo que los varones que entienden espiritualmente porque tienen su origen en la Escritura y son confirmadas por la Escritura, y por ellas se obtienen otras inteligencias; por donde en el Salmo:
Alzaron los ríos, ¡oh Señor!, levantaron los ríos su voz. Alzaron el sonido de sus olas con el estruendo de las muchas aguas.
¿Por qué?
Porque maravillosas son las encrespaduras del mar.
¿Por qué?
Porque más admirable es el Señor en las alturas, la voz de Dios debió ser grande.
9. Esta multiformidad la vio más claramente Ezequiel, quien vio en medio una semejanza de cuatro animales.

* Y el primer animal tenía cara de hombre;
* el segundo, cara de león;
* el tercero, cara de buey;
* y el cuarto, cara de águila;
y cada uno tenía cuatro caras.
Y después apareció una rueda en medio de otra rueda; y después dice que las ruedas y la materia de ellas era a la vista como del color del mar y que una rueda estaba en otra rueda.
Y después dice que oyó el ruido de las alas como ruido de muchas aguas, como trueno del excelso Dios.
Por los cuatro animales se entienden, según todos, los escritores de la sagrada Escritura, principalmente los Profetas y los Evangelistas.
Según San Gregorio, por las dos ruedas que tienen cuatro caras se entiende la Escritura, que tiene el Antiguo y el Nuevo Testamento; y las cuatro caras son las cuatro inteligencias principales, a saber, literal, alegórica, moral, anagógica.
Apocalipsis:
Oí una voz del cielo, semejante al ruido de muchas aguas, por la multitud de las inteligencias; voz de citaristas, por la concordancia de aquellas inteligencias, porque concuerdan de modo admirable y es maravillosa la armonía.
10. Y tiene la Escritura muchos sentidos, porque tal debe ser la voz de Dios, para que sea sublime.
Las demás ciencias están contenidas bajo un sentido, pero en ésta es multiforme, y en ésta tienen significación las voces y las cosas; mas en las otras sólo las voces, porque cada doctrina se determina por los signos que le convienen; por donde las letras y las voces, de las cuales son principios las letras, son signos de los sentidos; y porque los sentidos son proporcionados y definidos, por eso también las voces, para que, una vez puesto un nombre, no se deba usar en sentido equívoco.
Y Dios es causa tanto de las almas como de las voces formadas por el alma, como de las cosas, cuyas son las voces.
11. Por esto el primer sentido es el literal; además, porque las cosas significan, hay otros tres sentidos.
Dios, en efecto, se manifiesta en toda criatura de tres maneras: según la substancia, la virtud y la operación. Y toda criatura representa a Dios, que es Trinidad, y el modo de llegarse a él. Y como se llega a Dios por la fe, la esperanza y la caridad, por esto toda criatura insinúa qué se ha de creer, qué se ha de esperar, qué se ha de obrar.
Y según esto, hay triple inteligencia espiritual:
* la alegoría, qué se ha de creer;
* la anagogía, qué se ha de esperar;
* la tropología, qué se ha de obrar, porque la caridad hace obrar.
La inteligencia literal es como la cara natural, es decir, la del hombre; las otras son caras místicas:
* por el león, que tiene magnificencia, se significa la alegoría, o qué se ha de creer;
* por la cara del buey, que arrastra el arado y surca la tierra para fructificar, la tropología o moral;
* por el águila, que vuela a las alturas, la anagogía.
La primera cara, esto es, la literal, es manifiesta; la segunda es magnificencia altamente elevada; la tercera, la tropología, es fructuosa; la cuarta mira al sol como sin pestañear los ojos.
Estas cuatro son como visión del mar por el primer origen, profundísima elevación y afluentísima multiformidad de las inteligencias espirituales.
De donde, así como hay tres personas en una esencia, así hay tres inteligencias en una superficie de la letra



miércoles, 31 de octubre de 2018

Fiesta de todos los santos


Los monjes para las grandes festividades, en las primeras vísperas pueden emplear el “Responsorium Prolixa”. Como lo dice la expresión latina, es un responsorio refinado. Del adjetivo latino prolixus, deriva nuestro adjetivo “prolijo”. Este responsorio bien elaborado, varía tanto en la música como en la letra.
El vídeo presenta el responsorio para la festividad de Todos los Santos del primero de noviembre. El texto se toma de Isaías 6,1 y 2. Cantan en las vísperas, los monjes de la Abadía de Barroux, durante 2017.
El texto lo tomamos del Antiphonale Monasticum de 1934.


lunes, 29 de octubre de 2018

Dicen que hubo un sínodo


La revolución vaticana sigue con su marcha. Atrás quedaron los dubia, atrás la correctio filialis, atrás las acusaciones de herejía, atrás las acusaciones de Viganò. Bergoglio trina en Santa Marta, pero ofrece una cara gélida, como si nada de todo esto le importara, y es que le importa y mucho; parece que el bastón atravesado con un clavo oxidado lo protege de todas las acusaciones en su contra.
Como se verá, hace casi quince días que no escribo, y es que todo sigue de acuerdo a lo previsto, y me toca ver cosas que en mi vida me las hubiera imaginado, esto entre otras cosas, me dejó sin habla y paralizó mi escritura. Veamos tan solo algunas novedades.
Al colocarse Bergoglio la cruz del arco iris, vuelve a decir al orbe, este jesuita ignorante, que sigue en el conciliábulo del lobby gay capitaneado desde el Vaticano. Por supuesto, no se esperen definiciones precisas y abiertas. Aquí triunfa el doble lenguaje inaugurado en el Vaticano II. Por un lado la cruz simboliza una serie de supuestas piadosas regiones y por otro el lobby gay. Es la doble lengua de la serpiente.

Tenemos ya varias cruces. A la cruz de la hoz y el martillo boliviana, ahora debemos agregar este otro engendro.
El prestigio de Bergoglio, cae día a día, pero el jesuita se mantiene en el poder, como el gran papa negro. La prensa adicta, ya comienza a criticarlo o a ignorarlo.
Y se lanzan globos de ensayo, para ver si la cosa prende, como llamar a Bergoglio sucesor de Jesucristo, o como lo tildó Antonio Socci, el Jesús II. La experiencia cayó en críticas, y como de costumbre, los revolucionarios dan un paso atrás, de este modo pueden dar con el tiempo dos hacia adelante.
Dicen que concluyó un sínodo para la juventud, y si lo dicen debe ser cierto, la verdad que casi no me dí cuenta, tan desapercibido pasó todo.
Podía haber dicho Bergoglio al finalizar el sínodo:
Rajen, que esto se acabó.
Pero el porteño devenido en supuesto papa, tiene más boliche que el obispo de Luján, tanto boliche tiene, que armó un bailongo.
Eso sí, el bailongo de los cardenales y obispos con la que llaman muchachada, fue muy promocionado, podrían hacerlo más seguido, es la única forma que ahora salgan a la prensa. Después de todo estos prelados no dejan de ser unos vulgares jovatos. Y si se baila, es que no están para grandes cosas, así como los purpurados asistentes al sínodo, volvieron a mostrar que no sirven para nada.
Fernando Beltrán lo llamó el Sínodo de Babel, y como dijimos en el artículo anterior, hace tiempo que la estructura eclesial entró en Babel. Lo bueno es que ahora comienzan a darse cuenta. Tal es la Babel que las ocurrencias de Bergoglio avaladas por un sínodo ya forman magisterio en la Iglesia. Es el Jesús II que cambia dos mil años de magisterio, por ello escribe Beltrán:
Declarar magisterial una enseñanza supone imponer una coerción a la conciencia de los católicos, que deben creer que lo que les dicen es cierto y que forma parte de la Revelación del propio Cristo.
Así es la etapa dogmática de esta revolución. Ahora aplica el mismo método del mediocre Pablo VI al imponer a sangre y fuego la desastrosa reforma litúrgica del masón Bugnini. Es el espíritu del Concilio que siempre te da sorpresas.
El Vaticano es ahora el estado de lo mediocre, de los enanos mentales, donde todo cambio es a capricho, y solo el cambio es el sublime soplo del Espíritu Santo. Tanto sopla este Espíritu, que tuvieron que elaborar el documento final del sínodo antes de hacer esta comparsa carnavalesca con la presencia de los asistentes.
Y como esto es revolución lisa y llana, Bergoglio asesora a los jesuitas, diciendo que Dios pide un cambio en la Iglesia, de este modo vuelve el viejo espíritu del Vaticano II, pues como dice él, un Concilio necesita 100 años para instaurarse; lástima que este se cae a los 50. ¿Quién llevará el alicaído espíritu del Vaticano II, la vanguardia jesuitica? ¿O tal vez sea el Opus Dei?, quien en silencio aprueba todo lo que al papa porteño se le ocurre.
De todos los revolucionarios, el más peligroso y solapado sigue siendo el lobby gay. Desenmascarlo no es tarea fácil. En Argentina todavía vive oculto, tan solo se los puede olfatear por su voz aflautada, sumado un odio acérrimo a la Virgen María, y ni hablar de sus manifestaciones en esta tierra, a las que como furibundos jacobinos, incendiarían sin ninguna piedad.



miércoles, 17 de octubre de 2018

Comunidades religiosas en crisis


Cuando el Génesis presenta la Torre de Babel, lo hace antes de la llamada divina de Abram en Ur de los caldeos. La contraposición es manifiesta. Hallamos que una construcción humana se enfrenta a otra construcción divina.
La torre es el icono de la organización humana, la cual tiene sus cimientos en la tierra y busca alcanzar el cielo de la divinidad. Por su parte, la que es pensada por Dios, toma sus cimientos del cielo y se proyecta sobre la tierra para que el hombre alcance a Dios.
La Torre de Babel es el símbolo de la secularización, mientras la llamada de Dios para Abram es el símbolo de la divinización.
El resultado es manifiesto, la Torre se disuelve en el tiempo y la segunda perdura a lo largo de los siglos.
Lo dice con claridad el salmo 126:
Si el Señor no construye la casa, en vano se cansan los albañiles; si el Señor no guarda la ciudad, en vano vigilan los centinelas.
Esta consideración tiene su lógica humana.
Un ser es tanto más noble y perfecto cuanto menos recursos y partes necesita para obrar. El agente perfectísimo en este género ejercerá su acción íntegra por sí mismo sin ninguna ayuda exterior. Este es Dios. Por su parte el hombre es un ser compuesto.
Cuando Dios produce un ser, le otorga los principios constitutivos del ser compuesto. De este modo el ser, si bien imperfecto, ejerce sus operaciones por sí mismo sin depender para ellas de otro. Cuando el hombre forma un cuerpo social, éste surge por su misma persona que naturalmente tiende a unirse con el resto de sus semejantes.
El ser social, depende del hombre bajo todo aspecto. El hombre no logra darle las partes constitutivas para que opere por sí mismo. Por tal causa, todas las organizaciones humanas nacen, se desarrollan y se descomponen en el tiempo. Es el relato de la Torre de Babel, el icono de toda organización humana. Es el hombre que desea llegar al cielo, puesto que desea obrar como Dios, y su afán se desvanece efímeramente.
Solo existe una forma para que esta organización social perdure en el tiempo, y es que Dios mismo la construya, pues de este modo le ha concedido su mismo Espíritu. De este modo lo complejo de la organización humana recibe un elemento constitutivo que se origina en la simplicidad divina. Con este simple elemento, lo compuesto logra simplificarse y perdura en el tiempo.
Es que Dios cuando produce un cuerpo social, éste se moverá de acuerdo con su Espíritu, y esto es lo que le otorga vida y con la vida la fuerza para su autodesarrollo. De este modo, parece a los ojos de los profanos, una simple organización humana como todas, pero la misma lleva implícita la vida divina que Dios le otorgó.
La Iglesia fue proyectada por el exemplar del Padre, como el cuerpo mismo de Jesucristo, quien es su Cabeza, de allí su permanencia en el tiempo, a pesar de las desorientaciones, pecados y desvíos de los hombres, es decir, a pesar de las complicaciones humanas.
Sin embargo, nos preguntamos qué es lo que sucede cuando leemos esta clase de noticias:
En esta muerte anunciada de la vida religiosa en España en el que raro es el día sin la noticia del cierre de un convento masculino o femenino hoy nos encontramos con que los franciscanos dejan Lorca.
Pues a seguir disimulando como si estuviéramos en el mejor de los mundos. Y el último que apague la luz. 1
Es indudable que muchas organizaciones de la vida religiosa nacieron con una fuerza deslumbrante, fue la acción del Espíritu, pero fue una fuerza que se fue apagando con el paso de las generaciones, a medida que se fueron complicando con el tiempo. Hoy parece ser el proceso de muchas organizaciones religiosas, que se apagan como la “luz” del que escribe la cita.

Estas organizaciones de la vida religiosa, fueron pensadas por el mismo Dios Padre, organizadas en el Cuerpo de Cristo, con un fin determinado. Quien les dio vida y permanencia en el tiempo, fue el Espíritu Santo.
Cuando analizamos el caso de su destrucción presente, es conveniente observar si ésta cumple con los fines que su fundador se propuso, caso contrario se hace necesario volver a las fuentes.
El proceso de volver a las fuentes, se llama Reforma; así nacieron Cluny y Císter; así nacieron los carmelitas descalzos. Toda organización religiosa en decadencia, asiste a su muerte y es que el Espíritu Santo no le da la vida que otrora le empujó, pues como un espejo no se ve reflejado en ella.
Cuando en la actualidad, se contempla el ejemplo donde una orden religiosa, otrora tenía más de 30 miembros en un solo sitio y hoy solo cuenta con menos de cinco, volvemos a preguntarnos: ¿Qué es lo que ha sucedido?
Pudieron ocurrir muchas cosas, pero existe una que es trasversal en casi todas.
Sucedió, que hubo un Papa, muy bueno por cierto, y con muy buena intención, y se le ocurrió darle un nuevo impulso a la Iglesia. Pensó que si ésta se adaptaba al mundo moderno, se renovaría con un nuevo ímpetu vital. El método escogido para este fin, fue el Vaticano II. Hoy nos percatamos que las así llamadas reformas de este desastroso Concilio no responden al mundo moderno, y cuando analizamos con profundidad, notamos que es la Iglesia quien se metió en el mundo, o diciéndolo de otro modo, ingresó a la Torre de Babel, por cuyo motivo toda organización religiosa reformada en esta concepción, inició un proceso de destrucción, como si se tratara de la torre bíblica.
El método elegido para impulsar la Iglesia con más fuerza, fue la causa de su crisis y su descomposición.
Es el Vaticano II quien hizo estragos en las filas religiosas; del mismo modo que hizo estragos en los seminarios.
No puedo menos de sonreírme ante la concepción de muchos que pensaban que luego del Vaticano II, se iban a llenar los seminarios. ¡Cuánta ingenuidad!
Por este motivo, se hace necesario repensar toda organización religiosa. Contemplar si ésta cumple con los fines de su fundador. Volver a las fuentes. Sobretodo a las fuentes litúrgicas.
Decía el Vaticano II:
...no se introduzcan innovaciones si no lo exige una utilidad verdadera y cierta de la Iglesia, y sólo después de haber tenido la precaución de que las nuevas formas se desarrollen, por decirlo así, orgánicamente a partir de las ya existentes. (Art. 23)
El Novus Ordo impuesto por medio de la obediencia ciega, ordenada dictatorialmente por Pablo VI, fue una innovación del masón Bugnini, y esta nueva forma, no tuvo un desarrollo orgánico de las formas ya existentes. El mismo Bugnini confesó que muchas veces tuvo que inventar, como el invento de las oraciones del ofertorio o las distintas fórmulas de consagración, una de las cuales se montó en una noche dentro de una trattoria romana. El Novus Ordo, no responde al Vaticano II, sino que fue una consecuencia nefasta del nuevo Vaticano II al que algunos, cuando lo comparan con los sistemas informáticos, lo llaman Vaticano 2.3.
De este modo, muchas instituciones religiosas se complicaron con el Vaticano 2.0, y Dios no es complicación, sino simplicidad, de allí la triste consecuencia que hoy vemos.
Quien desee seguir con la reformas oriundas del Vaticano.2.0, que lo haga; pero no tiene más que recordar que el último, por favor, apague la luz.


1 https://infovaticana.com/blogs/cigona/los-franciscanos-se-van-de-lorca/

lunes, 8 de octubre de 2018

Ecumenismo con el ocultismo


Es un chamán. Es Harry Potter. No... Es Bergoglio, un “papa” que se reviste de los signos del ocultismo.

Nada más claro. La “V” de palo rústico significa Viganò, y el clavo atravesado es el resultado de un rito de los brujos, el mismo rito diabólico con el cual un muñeco es atravesado con alfileres. Este rito es antiguo. Su significado es desear un maleficio sobre la persona simbolizada en el muñeco.
¿Quién dijo que este hombre necesitaba atención médica y ser medicado? Este papa negro, necesita un exorcismo urgente. No se pueden recibir decenas de bendiciones pentecostales y salir ileso en el intento sin ningún grado de posesión diabólica.
¿Qué otra señal se necesita?
Esta es la iglesia de la inclusión, la iglesia del nuevo paradigma. Todo el “mundo” dentro de ella. Toda la carne dentro de ella. Todo el infierno dentro de ella.
¿Qué hace Bergoglio?
Podríamos llamarlo, el ecumenismo con los ocultistas y satánicos. Con esta señal, vemos que hasta el demonio es ecuménico, se siente católico y misericordiado.
La Iglesia de la neutralidad.