Calesita

lunes, 28 de marzo de 2016

La piedad coribante

Un seminario de coribantes
Hoy nos percatamos que el hueco de pietas, lleva a un circo espiritual, donde el sacerdote como un saltimbanqui divino, produce una piedad colectiva que pasa a actuarse, en la misma forma que lo hacían los coribantes griegos, que bailaban como en una orgía durante las fiestas de la diosa Cibeles.

viernes, 25 de marzo de 2016

Oficio de Tinieblas, Sábado Santo

Ofrecemos el Oficio de Tinieblas que corresponde al Sábado Santo.
Las antífonas darán la tónica del día, por eso dirá la primera antífona:
En paz me acuesto y enseguida me duermo y voy a descansar.
El primer nocturno es contemplación de la muerte en el sepulcro, y un descanso de esperanza.
El segundo nocturno meditará sobre la entrada de Jesucristo al descender a los infiernos, y así lo explica Santo Tomás de Aquino al meditar sobre este artículo de Fe en el Credo (77 al 81):
Como ya dijimos, la muerte de Cristo consistió,como en los demás hombres, en que su alma se separó de su cuerpo; pero de manera tan indisoluble está unida la Divinidad a Cristo hombre, que aun cuando el alma y el cuerpo se separaron entre sí, la misma Deidad estuvo siempre perfectísimamente unida al alma y al cuerpo, por lo cual en el sepulcro estuvo el Hijo de Dios con el cuerpo, y descendió a los infiernos con el alma.
Por cuatro razones descendió Cristo con su alma a los infiernos.
La primera fue soportar toda la pena del pecado, para expiar así toda la culpa. Porque la pena del pecado del hombre no era sólo la muerte del cuerpo, sino que también era un sufrimiento del alma. Porque como el pecado era también por parte del alma, también la misma alma era castigada por la privación dela visión divina. De modo que sin esa pena, de ninguna manera se satisfacía. Por ello, después de muertos, todos descendían, aun los santos Padres, antes de la venida de Cristo, a los infiernos... De aquí que diga el Salmo 87, 5-6: "Contado entre los que bajan a la fosa, soy como un hombre acabado, libre entre los muertos"...
La segunda fue el socorrer perfectamente a todos sus amigos. En efecto, El tenía amigos no sólo en el mundo sino también en los infiernos...
La tercera razón fue el triunfar perfectamente sobre el diablo. En efecto, se triunfa de manera perfecta sobre otro, cuando no sólo se le vence en el campo de batalla, sino que se le acomete hasta en su propia casa y se le arrebata la sede de su imperio y su casa misma. Pues bien, Cristo había triunfado del diablo, pues en la cruz lo había vencido. Por lo cual dice Juan (12, 31): "Ahora es el juicio de este mundo, ahora el príncipe de este mundo (o sea el diablo) será echado fuera". Por lo cual para triunfar perfectamente, quiso arrebatarle la sede de su imperio y encadenarlo en su casa, que es el infierno. Por eso descendió hasta allí, y le arrebató todos sus bienes, y lo encadenó, y le quitó su presa, Col. 2, 15: "Y una vez despojados los Principados y las Potestades, los exhibió con gran despliegue, triunfando de ellos públicamente por sí mismo". Y así como había recibido Cristo el poder y la posesión del cielo y de la tierra, quiso también recibir la posesión de los infiernos, para que así, según el Apóstol a los Filipenses (2, 10): "Al nombre de Jesús se doble toda rodilla, en los cielos, en la tierra y en los infiernos". Y Marcos 16, 17: "En mi nombre expulsarán a los demonios".
La cuarta y última razón era librar a los santos que estaban en los infiernos. Porque así como Cristo quiso sufrir la muerte para librar de la muerte a los vivos, así también quiso descender a los infiernos para librar a los que allí estaban. Zac 9, 11: "Tú, Señor, por la sangre de tu alianza, soltaste a tus cautivos de la fosa, en la cual no hay agua". Oseas 13, 14: "Oh muerte, yo seré tu muerte; infierno, yo seré tu mordedura". 1
El tercer nocturno meditará sobre la muerte en sí misma y la confianza en Dios.
En la tercera y la quinta antífona de Laudes, oímos la dolorosa voz de su Madre, por su parte, la última antífona narrará el lamento de las mujeres durante la sepultura del cuerpo de Jesús, dejando la escena preparada para la vigilia Pascual.



1 Traducción de Salvador Abascal.

jueves, 24 de marzo de 2016

Improperia

En la liturgia del Viernes Santo, durante la adoración de la cruz, se hacen los improperios. Estamos hablando de la liturgia tradicional de occidente, antes que llegara el “Atila” Bugnini y la demoliera: pues había que aniquilar del rito latino, “las costras del pasado”.
Hoy, ante un falso papado, como el de Bergoglio, quien se sienta en el solio de otro Papa, Benedicto XVI, los improperios cobran actualidad; pues afirma Bergoglio que como reza un puñado de salmos en Maitines y Laudes, es judío. No es de extrañar esta afirmación, pues para su dialéctica las acciones generan las esencias: ergo, el rezar dos pares de salmos, lo hizo un judío nato.
Como muchos cantan 150 salmos por semana, algunos más que él, afirmo que esta acción nunca los hizo judíos, y por tal motivo presento los improperios o reproches que Jesucristo hace a los judíos conscientes de lo que hicieron, esos mismos que tal vez se sienten a la mesa a comer “casher” con Bergoglio.
Son los improperia una de las redacciones más bellas del rito latino, pero de ese latín que se sentía unido a la lengua universal, que en su momento era el griego de la koiné. Por ello, la parte tocante al público, se canta en dos idiomas, tanto en latín como en griego. Esto señala la antigüedad de la composición, pues Roma era bilingüe por aquellos años. Un pedagogo romano, enseñaba tanto latín como griego. Por otra parte el griego era también para los extranjeros que llegaban a Roma, pues era la lengua cultural de occidente, de allí que se conservó en el rito latino. Lógicamente, cuando llegó el “Atila” Bugnini, dejó de crecer el pasto bajo los cascos de su caballo, y si pulverizó el latín, imaginen que hizo con el griego.
 Seguir leyendo...> 

miércoles, 23 de marzo de 2016

Oficio de Tinieblas para Viernes Santo


Dejamos el Oficio de Tinieblas que corresponde para el Viernes Santo, lo hacemos de acuerdo a las rúbricas de 1960.
Para hacer un poco de enseñanza, pues el neomodernismo es arisco a ella, pues cada enseñanza le quita algo para innovar, dejamos una explicación de lo que es el Oficio de Tinieblas, y lo hacemos de un texto impreso en 1793. No hacemos otra cosa que transcribir sus páginas, dejando su ortografía de época, pues tiene más sabor a viejo. El texto se llama: Instrucciones Generales en Forma de Catecismo, escritas por el Padre Francisco Amado Pouget, quien fue Presbítero del Oratorio, Doctor de la Sorbona y Abad de Chambon. El mismo fue traducido del original, que data de 1702. Su texto se halla en la red, y se puede ver y descargar desde este link.
Este viejo texto nos enseña en sus páginas 318 a la 320.
P. ¿Por qué llaman Tinieblas al Oficio que se celebra estos tres días, á las quatro de la tarde, en la mayor parte de las Iglesias?
R. Porque antiguamente se celebraba este Oficio de noche. Es el Oficio ordinario, que la Iglesia llama los Nocturnos, y que comunmente se dicen Maytines. Todo el mundo sabe, que antiguamente los Maytines se cantaban de noche en todas partes: como se practica aun en la Iglesia de París, y en toda la Orden de San Benito; y en casi todas las demas Ordenes Religiosas. No hace aun seiscientos años, que se comenzaba en Roma el Oficio de Tinieblas, despues de media noche.
P. ¿Por qué durante el Oficio de Tinieblas, se pone delante del Altar un candelero triangular con muchas velas, que se apagan sucesivamente al fin de cada Salmo?
R. Tambien es un vestigio de la antigua disciplina de la Iglesia; porque en la Semana Santa se han conservado muchos usos de la antigüedad. Y así, el encender durante el Oficio de Tinieblas en Semana Santa gran número de velas sobre el candelero triangular, y apagarlas poco á poco, no tiene otro objeto, que el conservar un vestigio de esta antigua disciplina.
Sin embargo, otros dan un sentido espiritual á esta ceremonia, y dicen que estos cirios, que se apagan sucesivamente, son imágen de los, Apóstoles, y Discípulos de Jesu-Christo, á quienes el mismo Jesu-Christo llama la luz del mundo; los quales se huyéron, y desapareciéron, al tiempo de la Pasion de nuestro. Señor.
P. Por qué se apagan las lámparas al fin del cántico Benedictus?
R. Porque este cántico es el fin del Oficio, y antiguamente se apagaban, como hoy, las lámparas y velas, al fin del Oficio. Se dexa al presente una lámpara siempre encendida delante del Altar .Mayor, porque en él está reservado el Santísimo Sacramento. Pero antiguamente (y aun hoy se usa en Leon , en Viena , en Mompeller, y en casi todas las Catedrales de Languedoc)...
Otros dan tambien una razón espiritual esta vela que se oculta y se manifiesta despues al fin del Oficio de Tinieblas. Dicen que es para significar la muerte de Jesu-Christo; y que para este efecto, se toma la que está en la punta del ángulo del candelero triangular, que representa a Jesu-Christo de un modo especial; que miéntras está oculta esta vela, se hacen oraciones á Dios, para pedirle el fruto de la muerte del Salvador, y que en fin se vuelve á manifestar, para representar la Resurreccion de Jesu-Christo.
P. ¿Por qué se hace ruido despues del Oficio en estos tres últimos dias de la Semana Santa?
R. Tambien es este un vestigio de la antigüedad. En aquel tiempo, como, todavía se practica al presente en la mayor parte de las Comunidades, el Oficiante daba una palmada sobre su libro, ó sobre su silla para dar á entender que se fuesen. Los dias solemnes en que se llenaba la Iglesia del Pueblo, estaba obligado á dar muchas palmadas para ser oído de todos. El Breviario Romano dice, que solo se debe hacer un pequeño ruido, fit fragor & strepitus aliquantulum. Y el Breviario de París dice, que se debe hacer este ruido por solos los Cantores, que han cantado detrás del Altar el Kirie eleison. Este ruido hecho por todo el Pueblo, tiene mucho de novedad en Francia. En la nueva Edicion del Breviario de París, impreso por órden de Mr. El Cardenal de Noalles, se dice, que este ruido no se debe hacer sino por el Presbítero que oficia; lo que da á entender mas expresamente, que este ruido es una señal para declarar que se vayan.
Otros dicen que se usa así para significar la confusion del Universo en la muerte de Jesu-Christo. Este es un pensamiento piadoso pero no es justo, que la representacion que se hace de esta confusion de toda la tierra, se propase hasta dexar romper a los muchachos los bancos de las Iglesias.

Como podemos apreciar, el Padre Pouget explica los ritos desde dos puntos de vista, el pragmático y el místico, donde ambos sentidos se complementan, sin dejar su nota de costumbrismo en el final, algo humorística para nuestros tiempos.

lunes, 21 de marzo de 2016

Oficio de Tinieblas


El Oficio Divino es la oración oficial de la Iglesia Católica.
Dentro de este Oficio se desarrollan las oraciones y lecturas que se hacen en los Maitines, que poseen tres Nocturnos: todos con himno, salmos y lecturas.
Se denomina Oficio de Tinieblas, al desarrollado en los días, jueves, viernes y sábado santo. Se debe tener en cuenta, que el día siguiente comienza a la caída del sol, por lo tanto, el de jueves santo puede hacerse el miércoles por la noche.
EL VIEJO OFICIO DE TINIEBLAS. —Anterior a la intervención funesta de Gran Arquitecto del Novus Ordo, es decir, anterior a Mons. Annibale Bugnini, hombre de un recuerdo imborrable en la oración del rito occidental, este Oficio de Tinieblas revestía peculiaridades especiales, y en muchos lugares se fue perdiendo su práctica; después del triunfo del minimalismo y de la liturgia antropológica, poco es lo que ha quedado en pie. Estoy seguro que para muchos de mis lectores, esto es totalmente desconocido. Solo los que aún estamos vivos, lo recordamos con nostalgia.
Este Officium Tenebrarum, se basa en el ordinario Oficio Divino, pero adaptado al dolor de los días cruciales de Semana Santa.
Por consiguiente presentará estas particularidades:
1. El Tenebrario: Es un candelabro de forma triangular que tiene quince velas. Y luego de la lectura o canto de cada salmo, se apaga una de ellas. A cada vela se le ha dado el simbolismo de los once apóstoles, y el de las tres Marías que estaban en la crucifixión de Jesús. La vela de la cima del triángulo, es Jesucristo. El hecho de apagar las velas, indica el paulatino abandono que sufrió Nuestro Señor en su pasión.
2. “La tierra tembló, y se partieron las piedras” (Mateo 27,51): La última vela, se lleva y se oculta detrás del altar. Aquí se apagan todas las luces de la iglesia, y los presentes hacen ruidos con matracas, carracas, o simplemente golpeando sobre los bancos lo que se tiene a mano, hasta que se muestra nuevamente la luz, la cual nos recuerda que Jesucristo bajó a los infiernos y regresará en la noche de la Vigilia Pascual, cuando se encienda el Cirio. Si no se hace este rito, no tiene sentido el rito de la luz nueva, es como ver solamente el final de una película.
3. Expresiones profundas de dolor: Por el dolor de estos días no se reza ninguna doxología (El Gloria), no se hace ninguna bendición de despedida, no se toca ningún instrumento, ni siquiera las campanillas.
4. Las Lamentaciones: Las lecturas se inician con las Lamentaciones del Profeta Jeremías: es un llanto de dolor y de esperanza. Estas Lamentaciones las hace el profeta sobre la ruina de Jerusalén, y como la Sagrada Escritura posee un sentido místico, se atribuyen a la muerte de Jesucristo. Todas terminan pidiendo la conversión de Jerusalén. Las mismas están enumeradas, pero dicha numeración, son las letras del alfabeto hebreo, y que a ninguno se le ocurrió inculturizar, aunque muchos las colocaron entre paréntesis, pues así son los innovadores.
5. La Meditación: El Oficio de Maitines, se basa en la meditación, por ello, las lecturas finales tratan sobre la Teología de la muerte de Jesucristo, por ello se leerán pasajes de la Carta a los Hebreos.
6. Pedido de perdón: Entrado el Laudes, se pedirá perdón por nuestras deudas, las cuales van más allá de las ofensas que rezan en el padrenuestro nuestros neomodernistas y minimalistas. Esto se hace con el Salmo 50.
Tener en cuenta, que los salmos se cantan en dos coros, uno por cada versículo
VOLVER A LA TRADICIÓN. — “Volver a lo viejo”, pide Nuestra Señora, lo cual nos suena muy distinto cuando oímos que se pontifica: “no se puede retroceder”. ¿Y qué es retroceder, sino lo que vemos en el Novus Ordo? ¿Acaso no es retroceder en el tiempo y en las acciones cuando se comulga con la mano? Por eso: Queremos retroceder en el tiempo, porque no queremos retroceder en las acciones.

A continuación dejamos el texto del Oficio de Tinieblas para el Jueves Santo, tanto el castellano, como en latín.


sábado, 19 de marzo de 2016

La nueva Pasión de Jesucristo


COMUNIÓN EN LA MANO: El suelo teñido de Sangre: No importa tu punto de vista, la razón teórica que puedas tener o dejar de tener, tus buenas intenciones, tu afán de obediencia, todos esos argumentos se desploman por su propio peso si lo vemos desde la perspectiva de ÉL, no del YO.

martes, 15 de marzo de 2016

Sembrando Cizaña


Escribe Elisabetta Piqué en La Nación del sábado 12 de marzo de 2016:
Francisco entra mañana en su cuarto año de pontificado luego de 12 meses marcados por éxitos diplomáticos en sus viajes internacionales -que no quedaron exentos de algunas críticas- y en guardia ante una resistencia interna cada vez más inquieta de los sectores conservadores con sus reformas aperturistas.
La periodista, desde hace tiempo, goza de una avanzada miopía, al sintetizar los acontecimientos.
Veamos ahora el éxito diplomático que la Piqué ve en México. 
Sandro Magister desde el Settimo Cielo Blog del 8 de marzo de 2016, ironiza en su artículo y lo titula como si se tratara de un ambiente futbolero:
México 3 – Argentina 0, con el capitán Bergoglio.
A su vez, Rorate Cæli, hace del mismo una traducción del inglés y lo titula 1:
Obispos mexicanos furiosos con Francisco: “¿Quién mal aconsejó al Papa?”
Como el lector puede comprobar, todo un éxito diplomático.
La piedra de escándalo, la arrojó el mismo Bergoglio al decir a los obispos mexicanos:
La misión es vasta y llevarla adelante requiere múltiples caminos.
Nótese en la dialéctica bergogliana, los múltiples caminos. No existe un solo camino; son muchos, como las caras del mismo Bergoglio, son muchas, coherentes unas y contradictorias otras; esta multiplicidad de caminos, hace que se llegue a la disputa interna, como él mismo admite:
Y con la más viva insistencia les exhorto a conservar la comunión y la unidad entre ustedes. Esto es esencial, hermanos.
La dialéctica bergogliana, es ahora a lo chino: un yin-yang; donde las múltiples formas se contradicen permanentemente, pero viven unidas, pues si no se contradicen no existen, ni pueden vivir de otro modo. Pero esto no estaba en el texto, como él mismo dice, esto le salió de "adentro":
Esto no está en el texto, pero me sale ahora.
¿Y cómo se lleva adelante esta unión contradictoria, este yin-yang a la porteña? De este modo:
Si tienen que pelearse, peléense; si tienen que decirse cosas, se las digan; pero como hombres, en la cara; y como hombres de Dios que después van a rezar juntos, a discernir juntos y, si se pasaron de la raya, a pedirse perdón; pero mantengan la unidad del cuerpo episcopal, comunión y unidad entre ustedes. La comunión es la forma vital de la Iglesia y la unidad de sus pastores da prueba de su veracidad…
A esto llamo sembrar cizaña; pues acontece que le salió de "adentro", esta cizaña, inspirada por su demonio personal; aquel que tantas veces invocó arrodillado ante los pentecostales, para que le aviven el espíritu y lo bendigan. Este mismo es el espíritu invocado, este, que estamos escuchando en sus mismas palabras, no escritas, sino que salen de “adentro”.
Y para que no queden dudas, continúa este mal sembrador:
No hay necesidad de ‘principios’, sino de una comunidad de testigos del Señor”.
Lo de siempre: acción y solo acción, nada de doctrinas. Lo que hemos titulado en otro artículo: Acción contra pensamiento.
Pero los obispos mexicanos, no viven peleados, viven unidos y en un solo camino, ergo este yin-yang no funciona en México; pero creo que no se percataron de lo que les propuso; pues deberían haberle dicho los obispos mexicanos que los "principios" son esenciales a los testigos del Señor.
Por contrapartida, en esta dialéctica donde México va ganando a la Argentina por 3 a cero, dice el artículo de Sandro Magister:
«Aquí cabe preguntarse: ¿tiene el Papa alguna razón para regañar a los obispos mexicanos? Lo que sí tiene el Papa, y muy claro, es que la Iglesia en México es un caso atípico en relación con otros países de América. (…)»
Atípica (positivamente) por tres motivos -continúa la editorial- haciendo una comparación no muy sutil entre México y Argentina, donde, con diferencia, el país de Jorge Mario Bergoglio ha sucumbido en estos tres puntos:
– El primer motivo es el alto porcentaje de católicos en México: 81 %, mucho más que en los otros países del continente donde continúan a la baja, como www.chiesa había destacado en algún momento.
– El segundo motivo es “la gran resistencia que la Iglesia Católica mexicana ha opuesto a la expansión de las comunidades protestantes de tintes carismáticos y pentecostales que, no obstante, se propagan sin freno en otros países”.
– El tercero es la “fuerza con que el catolicismo mexicano afronta el desafío del secularismo cultural y político”, desde el “ataque masónico anticlerical de los años 20 del siglo pasado, cuando ‘visibles signos de santidad’ emergieron ‘también desde el episcopado mexicano’”.
Este único camino mexicano, esta mies, ha contrarrestado la cizaña, y esto es lo que le molesta a Bergoglio; por ello, se sale del libreto, para sembrar la misma cizaña que siembra desde Roma; pero con una diferencia, ya lo conocen, y su actuar, comienza a generar esa saludable resistencia para aislar este fantoche.
Si lo miramos desde el lado mexicano, le doy la razón a la miopía de Piqué: ha sido un éxito diplomático, pues despertó a los obispos mexicanos; por contrapartida, el porteño Bergoglio, cada día está más solo.


1 adelantelafe.com/obispos-mexicanos-furiosos-papa-quien-mal-aconsejo-al-papa-francisco-vez-mas-aislado/

lunes, 14 de marzo de 2016

Demolición de la Semana de Pasión

Velación de las imágenes

Afirma Mario Righetti al describir la Semana de Pasión:
Con la dominica de Pasión se abre la última fase de la Cuaresma, que precede inmediatamente a la Semana Santa. 1
Es indudable, que esta última etapa, hace referencia al principio de ciertos movimientos: motus in fine velocior2 Significa que se acentúa lo que se propuso al inicio y en el desarrollo cuaresmal.


jueves, 10 de marzo de 2016

Un tema tabú: El Ayuno

Es el sendero de la iglesia modernista, un acceso a lo fácil, complaciente y ligero de formalidades; tan fácil, complaciente y ligero, que ya no existen formas estables. Todo cambia, todo muta, todo se renueva con una sola meta: no perturbar la disolución disparatada del mundo circundante.
En esto, Bergoglio es un campeón: con su misericordia desprovista de penitencia, y si está desprovista de penitencia, el ayuno es un tema tabú.
No existen palabras de disculpa, en una iglesia que ha conservado solo dos ayunos obligatorios.
No se quiere ayunar, como no se quiere hacer penitencia. Por esto presentamos una homilía de esta columna de la Iglesia: San Basilio Magno, quien nos hablará del ayuno, con palabras y conceptos desusados en nuestros días, pues como ya dije, el ayuno es para los hombres de esta iglesia moderna, un tema tabú.
Como la diferencia es notoria, nuestros neomodernos hablan de como ayunaba una iglesia primitiva y como ayuna la iglesia moderna, si es que lo que se hace hoy, se le puede llamar ayuno. En otras palabras, para ellos existe un Jesucristo para la iglesia primitiva y un Jesucristo para la iglesia actual; es decir, Cristo no es el mismo hoy del que fue ayer. Cristo muta con el tiempo, o como razonan algunos: evoluciona.
Fue San Basilio obispo de Cesarea en el siglo IV, una de las cuatro columnas de la iglesia oriental; defensor de la ortodoxia contra los herejes de su tiempo. Dejamos esta homilía completa, pues los neomodernos solo leen algunas partes, parece ser que se considera a los fieles, como incapaces e incompetentes en comprender un texto del siglo IV.

Como no participo de esta ideología moderna, y pienso en un católico competente, dejo este hermoso texto para la meditación.

jueves, 3 de marzo de 2016

Summa Bergolica II


En el Tomo II de nuestra Summa Bergolica, colocamos la excelente labor realizada por un grupo de sacerdotes, en el blog Denzinger-Bergoglio.
Este archivo PDF consta de 1952 páginas. En la Página 19, dirán quienes son.
Material imprescindible para comprender la rotura de este falso papado, con la Tradición de la Iglesia.
Y reiteramos: Para quienes no estén familiarizados con el término, Enrique Denzinger (Lieja, 1819 - Würzburg, 1883) fue un teólogo católico alemán y el autor del Enchiridion symbolorum, definitionum et declarationum de rebus fidei et morum (Manual de los símbolos, definiciones y declaraciones en materia de fe y moral) conocido como "Denzinger" o el "Magisterio de la Iglesia".
De allí la comparación entre las insólitas ideas del falso papado bergogliano, cotejadas con el "Denzinger" o el "Magisterio de la Iglesia".

La Plaza vacía

Público en general del 2 de marzo de 2016

Una defección jamás vista

¿Qué pasó con la multitud que llenaba la plaza?
Esta pregunta se hace el blog Chiesa e post concilioLo cierto es que la figura de Bergoglio, ha desinflado de gente la Plaza San Pedro, un fenómeno que se viene viendo desde hace más de un año. Es el resultado objetivo, de tanto ecumenismo y sincretismo. Como lo da a entender el profeta Daniel: Abominación y desolación, siempre van juntas.

miércoles, 2 de marzo de 2016

Summa Bergolica

Cuando se van a cumplir tres años en sembrar cizaña desde la misma Roma eterna, ya es tiempo de mostrar un compendio de la Dialéctica Bergogliana; por tal motivo dejo en esta entrada el Tomo I, donde nuestros lectores hallarán mis artículos escritos en 2013 y 2014 sobre la Ideología de este falso papado. Todos en formato PDF.
Lo mismo haré con otros autores que contrastan la perversa enseñanza de este papado cero.
Las homilías bergoglianas, son igual que la cizaña, siempre asoma junto al trigo; pero no puede pasar desapercibida.
Vivimos en tiempos de profunda crisis, tal vez la más grave de la Historia de la Iglesia; esta gravedad hace que ya no sea posible hablar, se debe gritar y se grita de muchos modos: la ironía es uno, y la sátira es otro.
Crisis, significa juicio, y en su torbellino, todos somos juzgados de un modo o de otro.

Índice


 Caput I:  La ideología bergogliana
 Caput II:  La dinámica bergogliana
 Caput III: Un papado antifundamentalista
 Caput IV:  El Dios dialoguista
 Caput V:   El diálogo bergogliano
 Caput VI:  La profecía bergogliana
 Caput VII: Panteísmo histórico
 Caput VIII:  La apologética bergogliana