Calesita

martes, 26 de enero de 2016

El falso Pontificado Sarabaíta


En las Reglas que San Benito escribió para sus monjes, en su primer capítulo, el Santo fundador advierte sobre las clases de monjes que existen, y transcribimos una traducción al respecto:
Es sabido que hay cuatro clases de monjes:
La primera es la de los cenobitas, esto es, la de aquellos que viven en un monasterio y que militan bajo una regla y un abad.
La segunda clase es la de los anacoretas o ermitaños, quienes, no en el fervor novicio de la vida religiosa, sino después de una larga probación en el monasterio, aprendieron a pelear contra el diablo, enseñados por la ayuda de muchos. Bien adiestrados en las filas de sus hermanos para la lucha solitaria del desierto, se sienten ya seguros sin el consuelo de otros, y son capaces de luchar con sólo su mano y su brazo, y con el auxilio de Dios, contra los vicios de la carne y de los pensamientos.
La tercera, es una pésima clase de monjes: la de los sarabaítas. Éstos no han sido probados como oro en el crisol por regla alguna en el magisterio de la experiencia, sino que, blandos como plomo, guardan en sus obras fidelidad al mundo, y mienten a Dios con su tonsura. Viven de dos en dos o de tres en tres, o también solos, sin pastor, reunidos, no en los apriscos del Señor sino en los suyos propios. Su ley es la satisfacción de sus gustos: llaman santo a lo que se les ocurre o eligen, y consideran ilícito lo que no les gusta.
La cuarta clase de monjes es la de los giróvagos, que se pasan la vida viviendo en diferentes provincias, hospedándose tres o cuatro días en distintos monasterios. Siempre vagabundos, nunca permanecen estables. Son esclavos de sus deseos y de los placeres de la gula, y peores en todo que los sarabaítas.
De la misérrima vida de todos éstos, es mejor callar que hablar. Dejándolos, pues, de lado, vamos a organizar, con la ayuda del Señor, el fortísimo linaje de los cenobitas.
Como el lector presupone, es necesario explicar algunos términos.
Afirma el Diccionario Enciclopédico de Teología del Abate Bergier, publicado en 1835 que el término sarabaíta...
...viene del hebreo sarab que significa rebelarse. Casiano, en su conferencia 14 los llama Rennitæ, quia jugum regularis disciplinæ renuunt. No les hace mas favor San Jerónimo, quien en su Epist. 18 ad Eustochium los llama remoboth, palabra egipcia casi equivalente a sarabaítas. (Tomo 9, pág. 68)
Significa que estos remoboth o sarabaítas, eran los que se rebelaban contra la disciplina de los monasterios, o directamente no querían ajustarse a ella, y seguían sus propias propuestas e inclinaciones, ajenos a toda obediencia vivían solos o en muy pequeños grupos, pues solo obedecían su propio criterio.
Pero cuando estos sarabaítas estaban en permanente movimiento, se los tildaba de giróvagos. De los cuales nos dice la enciclopedia que eran monjes...
...errantes y vagabundos, que disgustados con la vida cenobítica no seguían ninguna regla , y andaban de pueblo en pueblo viviendo a su discreción. (Tomo 9, pág. 68)
Decía el Papa San Gregorio que...
...la Regla de San Benito era "proverbial por su discreción" (regulam discretione praecipuam). Insiste en la discreción del abad, y asegura que el abad Benito no pudo haber vivido otra cosa que lo que legisló (2, 36). 1
Es el sacerdote, lo que en oriente se considera un hieromonje. Es decir, que el sacerdote es un monje, por ello vive en perfecta castidad, desde el cenobio del seminario. Hoy nos encontramos en tal grado de crisis, que percibimos dentro de los eclesiásticos, los cuatro grupos de monjes descritos por San Benito.
Los sarabaítas, son aquellos que te imponen comulgar con las manos, que enloquecen si te arrodillas al comulgar, o hacen muecas de disgusto. Son los que siguen su propio criterio; su palabra es la voz de Dios y la opinión de los fieles debe seguirlos sin pestañear. No se les puede replicar nada, pues la respuesta es una amenaza de excomunión, o en el mejor de los casos, decirnos que nos vayamos a otro lado. Obedecen cuando les conviene y desobedecen cuando se les antoja. Son autócratas, pero de esa autocracia divina, que no admite una sola opinión adversa a cualquier edicto personal emanado de su propio criterio.
Los giróvagos son aquellos que como lo dice el término giraron, giraron hacia la carne y la carnalidad, y viven del vagabundeo de la inmundicia sexual. Los encontramos en tal situación donde nada respetan, ni la edad, ni el sexo, ni el juramento o tonsura realizada.
¿Qué hacer con toda esta lacra?
Lo que dice el Santo fundador Benito: Déjalos de lado. Vaciemos esas iglesias, y llenemos las iglesias de los virtuosos, de los que viven en cenobio.
Pero la crisis ha aumentado, al trepar un impostor sarabaíta a la silla de San Pedro. Sus opiniones adversas a toda lógica, son mandatos divinos, sus homilías contradicen todo un pasado, pero sus opiniones son novedosas, pues el Espíritu Santo se las inspira directamente. Es el profeta que trae el vino nuevo para poner en odres nuevos. Fue cardenal sarabaíta, rebelde y conspirador; ahora gobierna llevando confusión y temor. Por supuesto, todos los sarabaítas lo siguen embobados, ha llegado la hora de su profeta propio.
¿Qué hacer en un falso pontificado remoboth?
Lo que dice el Santo fundador Benito: Déjalo de lado. Vivamos como lo hacíamos antes de los descalabros que acompañaron el adulterio de un Vaticano II, el cual aportó a los sarabaítas, muchos motivos para su rebelión.
Déjalo de lado. Es el viento que se lleva la paja del trigo, para limpiar la Iglesia de sarabaítas y giróvaros.


1 Revista Cistercivm 204 (1996). EXPLICACIÓN DE LA REGLA DE SAN BENITO POR HILDEGARDA DE BINGEN. Traducción del latín: Hugh Feiss, osb.Publicado en "Peregrina Translations Series, n° 15 (Patrología Latina), 1990, de Peregrina Publishing Co. Ontario (Canadá).

domingo, 17 de enero de 2016

San Agustín y el Sincretismo Religioso


Escribe San Agustín en su obra sobre La Verdadera Religión:
Reaccione como quiera la soberbia de los filósofos, todos pueden fácilmente comprender que la religión no se ha de buscar en los que, participando de los mismos sagrados misterios que los pueblos, a la faz de éstos, se lisonjeaban en sus escuelas de la diversidad y contrariedad de opiniones sobre la naturaleza de los dioses y del soberano bien.
Aun cuando la religión cristiana sólo hubiera extirpado este mal, a los ojos de todos sería digna de alabanzas que no se pueden expresar. Pues las innumerables herejías, separadas de la regla del cristianismo, certifican que no son admitidos a la participación de los, sacramentos los que sobre Dios Padre y su Sabiduría y el divino Don profesan y propalan doctrinas contrarias a la verdad. Porque se cree y se pone como fundamento de la salvación humana que son una misma cosa la filosofía, esto es, el amor a la sabiduría, y la religión, pues aquellos cuya doctrina rechazamos tampoco participan con nosotros de los sacramentos.(V. 8.)
Comentario al texto:
¿Dónde está la verdadera religión?
En primer lugar no está en la diversidad de opiniones, que no son solo diversas sino también contradictorias.
El cristianismo extirpó este mal; pero mal parieron las herejías que fueron rechazadas del cristianismo, porque sostienen doctrinas contra la verdad y por tal motivo no participan con nosotros de los sacramentos.
Lo cual es menos de admirar en los que han querido admitir la disparidad de ritos y sacramentos, como no sé qué herejes llamados ofitas y los maniqueos y algunos otros. Pero se debe advertir y hacerlo más resaltar en los que, conservando los mismos sacramentos, sin embargo, por su diversa manera de pensar y por haber querido defender sus errores con más obstinación que corregidos con cautela, excluidos de la comunión católica y de la participación de sus sacramentos, merecieron no sólo por su doctrina, sino también por su superstición, denominaciones y cenáculos propios, como los fotinianos, arrianos y otros muchos.
Otra cuestión es cuando se trata de los autores de cismas. Pues podría la era del Señor soportar las pajas hasta el tiempo de la última ventilación, si no hubieran cedido con excesiva ligereza al viento de la soberbia, separándose voluntariamente de nosotros. (V. 9.)
Comentario:
El trigo se separaba de la paja, lanzándolo al aire, con lo cual caía el grano y el viento se llevaba el heno; la última ventilación es el juicio final. Pero esta hojarasca, se separa sola y anticipadamente, con el viento de la soberbia.
Y cuanto a los judíos, aunque imploran al Dios único y todopoderoso, esperando de Él sólo bienes temporales y materiales, por su presunción no quisieron en sus mismas Escrituras vislumbrar los principios del nuevo pueblo que surgió de orígenes humildes, y así se petrificaron en el ideal del hombre antiguo. (V. 9.)
Comentario:
La religión judía, fue calificada en una oportunidad por Bergoglio como un redescubrimiento.
Por el contrario, las acusaciones de San Agustín contra los judíos son tres, por las cuales no se reconoce en ellos la religión verdadera:
1. Materialismo y búsqueda de los bienes temporales.
2. Voluntad de ceguera, porque no se quiere ver los orígenes del nuevo pueblo de Israel anunciado por los profetas.
3. Petrificación del hombre antiguo.
Conclusión:
Siendo, pues, esto así, la religión verdadera no ha de buscarse:
  • ni en la confusión del paganismo,
  • ni en las impurezas de las herejías,
  • ni en la languidez del cisma,
  • ni en la ceguera de los judíos.
Sino en los que se llaman aún entre esos mismos cristianos católicos ortodoxos, esto es, los custodios de la integridad y los amantes de la justicia.(V. 9.)
Esta, pues, Iglesia católica, sólida y extensamente esparcida por toda la redondez de la tierra, se sirve de todos los descarriados para su provecho y para la enmienda de ellos, cuando se avienen a dejar sus errores. (VI. 10)
Para ingresar en la verdadera religión, se deben dejar de lados los errores.
La función de la iglesia sobre los que profesan una religión falsa, no es la de reunirlos y decir que son todos hijos de Dios, sino que coloca una prueba en cada caso en particular. Lo que hace Bergoglio, en su total miopía religiosa, es eliminar la prueba que da el catolicismo para sacudir a los que viven en el error.
Por este motivo la verdadera Iglesia adopta una posición concreta con cada caso en particular:
Pues se aprovecha de los gentiles para materia de su transformación, de los herejes para la prueba de su doctrina, de los cismáticos para documento de su firmeza, de los judíos para realce de su hermosura. A unos, pues, invita, a otros elimina; a éstos desampara, a aquellos se adelanta; sin embargo, a todos da facultad para recibir la gracia divina, ora hayan de ser formados todavía, ora reformados, ora reunidos, ora admitidos. (VI. 10)
Hagamos un desglose en cada caso en particular:
1. Para los paganos, es una prueba para que se transformen, y los invita a formarse verdaderamente:
Pues se aprovecha de los gentiles para materia de su transformación, … A unos, pues, invita,... sin embargo, a todos da facultad para recibir la gracia divina, ora hayan de ser formados todavía,...
2. Para los herejes, es una prueba para que cuestionen su doctrina, y los invita a eliminar sus errores:
Pues se aprovecha... de los herejes para la prueba de su doctrina, … a otros elimina; …sin embargo, a todos da facultad para recibir la gracia divina, ora [hayan de ser] reformados, ...
3. Para los cismáticos, es una prueba para que comprueben la firmeza de la Iglesia, y por este motivo, los desampara:
Pues se aprovecha... de los cismáticos para documento de su firmeza, ... a éstos desampara, …sin embargo, a todos da facultad para recibir la gracia divina, ora [hayan de ser] reunidos, ...
4. Para los judíos, es una prueba para que comprueben la hermosura de la Iglesia, la cual no vive del hombre antiguo; y por este motivo, se les ha adelantado:
Pues se aprovecha... de los judíos para realce de su hermosura. ...a aquellos se adelanta;...sin embargo, a todos da facultad para recibir la gracia divina, ora [hayan de ser] admitidos.
Invitar, eliminar, desamparar y adelantarse son las cuatro acciones que San Agustín comprueba frente a la oikoumene. Si salimos a decir que la única certeza es que son todos hijos de Dios, primero mentimos, luego eliminamos la prueba y por último perdemos nuestras acciones, porque dejamos de invitar, eliminar, desamparar y de adelantarnos.  Pero no existe nada peor, que abandonar deliberadamente, la facultad de entregar la gracia divina.
Ahora, con este desastroso vídeo bergogliano, nos hemos convertido en lo que son ellos: Personas que no se transforman, personas que no cuestionan los errores, personas que no queremos adelantarnos y por último personas que vivimos en el desamparo.
The Remnant cuestiona a Bergoglio, su Papa, el hecho que haya ocultado el crucifijo en el escandaloso vídeo de este Vaticano. No se han dado cuenta, que el crucifijo se zambulló debajo de la mesa, pues nada quiere con estos falsos ídolos.
El viento sopla, y antes del Juicio Final, soplará para limpiar el trigo. El cardenal Maradiaga, acaba de confirmar que existe en el Vaticano un lobby gay, algo que ya conocen hasta los perros, pues oímos todas las noches sus ladridos. ¡Cuánto viento deberá soplar aún, para que se lleve esta paja de inútiles!

martes, 12 de enero de 2016

Servicio vs Proselitismo

Bergoglio “de Servicio” en una Sinagoga, celebrando hanukkah en 2012.
Análisis Crítico de la Homilía del 6 de enero, fijando la nueva enseñanza para esta novedosa iglesia estructurada a “lo Bergoglio”.
La pastoral misionera es una dialéctica, aquí entramos en otra de sus más queridas tesis: Servicio contra Proselitismo.
Este nuevo profeta, para no defraudar a sus críticos explicará los puntos básicos de su dialéctica misionera, algo que nadie puede pasar por alto:
Bergoglio inicia su homilía diciendo:   Seguir leyendo...>  

lunes, 11 de enero de 2016

Catena Plumbea in Matthæum 28, 19-20 a


Seguimos desarrollando la Catena Plumbea, es decir, la Cadena de Plomo; pues donde Bergoglio entra, el oro se hace plomo; y aquí lo contrastamos con los Santos Padres, en lo que se debe hacer con la misión de las naciones. ¿Qué ordenó Jesucristo? ¿Cómo lo vieron los Santos Padres? ¿Cómo lo piensa Bergoglio?
Id, pues, enseñad a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a observar todo cuanto yo os he mandado. (Mateo 28, 19,20 a)
Remigio
Y queriendo Jesucristo dar también a conocer a los hombres que se le había dado toda potestad en el cielo y en la tierra, les mandó predicadores para que anunciasen la palabra divina a todas las naciones. Por esto sigue: "Id, pues y enseñad a todas las gentes".
San Jerónimo
En primer lugar enseñan a todas las gentes y después de instruirlas las bautizan con agua. No puede suceder que el cuerpo sea quien reciba el sacramento del bautismo, a no ser que el alma reciba antes la verdad de la fe. Por esto dice: "Bautizándolas en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo". Porque siendo una misma la divinidad de las Personas, debía ser una misma la gracia que concediesen. La palabra Trinidad significa un solo Dios.
San Severo
Por lo tanto, todas las naciones son dirigidas hacia su salvación por la misma potestad que las creó para la felicidad eterna.
San Hilario
¿Qué hay que pueda contribuir a la salvación de los hombres que no esté contenido en este sacramento? Todo lo necesario está pleno en él, pues proviene de Aquel que es pleno y perfecto. En efecto, dicho sacramento tiene el nombre de su naturaleza en el Padre, en el sentido en que sólo el Padre es padre, porque su paternidad no proviene de otro al modo humano: El es ingénito, eterno y subsiste siempre en sí de modo que sólo es conocido por el Hijo. Y el Hijo es como la descendencia del ingénito, uno del uno, verdadero del verdadero, vivo del vivo, perfecto del perfecto, potencia de la potencia, sabiduría de la sabiduría, gloria de gloria, imagen de Dios invisible, forma del Padre ingénito. El Espíritu Santo no puede separarse de la confesión esencial del Padre y del Hijo y en verdad, en ninguna parte falta este consuelo de nuestra esperanza. En los efectos de sus dones está la prenda de las futuras promesas. Es la luz de las inteligencias y el esplendor de las almas. Todo esto, aun cuando los herejes no pueden cambiarlo, lo quieren acomodar a la humana inteligencia, …
Bergoglio in Lucam
Muchas personas esperan de nosotros este compromiso misionero, porque necesitan a Cristo, necesitan conocer el rostro del Padre.1
San Jerónimo
Este orden se considera como esencial. Mandó a sus Apóstoles que enseñasen primero a todas las gentes, después que los bautizasen con el sacramento de la fe y que después de la fe y del bautismo les enseñasen todo lo que debían hacer. Por esto sigue: "Enseñándolas a observar todas las cosas que os he mandado".
Bergoglio in Lucam
Para la Iglesia, ser misionera no significa hacer proselitismo; para la Iglesia, ser misionera equivale a manifestar su propia naturaleza: dejarse iluminar por Dios y reflejar su luz.
Este es su servicio. No hay otro camino.
Este es el servicio de la Iglesia, … hacer emerger el deseo de Dios que cada uno lleva en sí. 2
1 Fuente: https://w2.vatican.va/content/francesco/es/homilies/2016/documents/papa-francesco_20160106_omelia-epifania.html

2Ibídem.

viernes, 8 de enero de 2016

Un paso más hacia la Sinarquía Religiosa


Mientras en la ciudadela del Vaticano, los revolucionarios, continúan su marcha, lenta, pero sin prisa, en este mes, han generado otro escandalete de grandes proporciones, y han desnudado sus propósitos ocultos bajo las rojas alfombras de sus palacios renacentistas.
Profetizaba Pierre Virion a fines de La Primavera del 60:
Si “el Vaticano II catalizó la búsqueda y provocó una inmensa esperanza que se tomó en decepción desde la segunda sesión del Concilio”, no hay por qué pensar que los sectarios del mundialismo político-religioso, sean realmente Iniciados o sólo teólogos de la ecuménica apertura al mundo, van a renunciar a preparar el “catolicismo del año 2000”.
No se debe imaginar que la Contra-Iglesia y sus secuaces, dándose por vencidos, van a abandonar el proyecto de absorber el catolicismo en la “conciencia planetaria” del sinarquismo totalitario. 1
Este mundialismo político-religioso, esta apertura ecuménica al mundo, este neo-catolicismo del año 2000, esta absorción del catolicismo en la “conciencia planetaria”, esta maniobra sinárquica y masónica, se deja ver en este mensaje de Bergoglio, el gran fantoche de un Vaticano tomado por asalto en manos de sus mismos enemigos.
Nada se puede replicar en favor de este mensaje sinárquico, sincretista y masónico.
Y para que no parezca un pensamiento de exaltados, diré que no puedo rezar por las intenciones que propone Bergoglio, el fantoche de la conspiración de San Gallo, por los siguientes errores de este nefasto pedido:
1. Toda la Humanidad es creatura divina, pero no todos los hombres son Hijos de Dios. Para ser Hijos de Dios se requiere regenerarse, con el bautismo como primera medida, y gestar un nuevo ser. Quien hace esto es un Hijo de Dios. La filiación divina no se da por tener una naturaleza humana, sino por la Gracia que le viene concedida. Por eso afirma el Apocalipsis:
Queden fuera los perros, y los hechiceros, y los deshonestos, y los homicidas, y los idólatras, y todo aquel que ama y practica la mentira. (22,15)
Por tal motivo, rezaré para que los perros, los hechiceros, los deshonestos, los homicidas, y sobretodo los idólatras del vídeo, puedan convertirse.
2. Bergoglio parte de la base no explicitada en el vídeo pero explayada en todo su paupérrimo pensamiento, que primero está la acción y luego el pensamiento. De allí que la diferencia de religiones se resuelve en un simple pensar distinto. No advierte que las diferencias de pensamiento implican acciones distintas, pues el pensamiento es la base de la acción, por lo tanto el diálogo que propone es realmente imposible. ¿Acaso pretende que rece por un imposible?
3. Afirma el vídeo que los hombres buscan a Dios, pero olvida la Revolución Vaticana, que es Dios quien vino a la tierra y busca al hombre, quien no le abre sus puertas. Los católicos vamos en una dirección y esta sinarquía religiosa va en otra diametralmente opuesta. Como afirma el Apocalipsis:
Mira que estoy a la puerta y llamo; si alguno escucha mi voz y abre la puerta, yo entraré a él y cenaré con él y él conmigo. (3,20)
¿Qué diálogo pretende instaurar Bergoglio, el fantoche de la revolución vaticana, si no es advertir que la sinarquía religiosa está errando su camino?
Por tal motivo rezaré para que se detengan y abran su corazón a Jesucristo.
4. El amor tiene múltiples acepciones. Afirman estos infieles que creen en el amor. ¿En qué clase de amor? ¿Amor erótico, amor solidario, amor de amistad, amor de agápe? Todos son amores, pero tan distintos el uno del otro. El nominalismo bergogliano busca cubrir con un manto de palabras toda la miseria que estos “creyentes” poseen.
Afirmábamos el 24 de febrero de 2012, que esto comenzaba, pues “no existe era donde la Verdad y la Vida luchen al borde de su misma existencia y de esto existe un camino de dos milenios de experiencia.” Hoy afirmamos que ya estamos noche cerrada.

1 LA MASONERIA DENTRO DE LA IGLESIA, Misterium iniquitatis Pág. 259.

martes, 5 de enero de 2016

Belén, la más noble de las ciudades


Este es uno de los himnos de Epifanía, para cantarse en Laudes, el cual se ha tomado del Cathemerinon Libro de la Jornada Cristiana, escrito por Aurelius Prudentius Clemens (348-413?). No se sabe bien si Prudencio nació en Calagurris, (Calahorra), o en Cæsaraugusta (Zaragoza). Es uno de los poetas cristianos, más grande de occidente, cuando se considera el mundo antiguo. Fue retórico y político. Luego de defenderse ante las acusaciones que le formulara el Senado romano, se retiró a un monasterio de Hispania, donde compuso sus poesías.
Nuestro poeta, al final del Cathemerinon, redacta en 52 estrofas su Hymnus Epiphaniæ, del cual, el Papa Pío V, seleccionó estas cuatro estrofas, modificando su orden.
Quien desee el Cathemerinon, lo puede leer en latín desde este link, en una versión de 1555. Advierto que para esta lectura se debe estar acostumbrado a los tipos de imprenta y jeroglíficos de la época.
Como se desprende de lo afirmado, este himno no se utilizó durante los primeros años de la iglesia cristiana, pero Pío V al revisar el Breviario lo introdujo en 1570.
De acuerdo con las tristísimas afirmaciones de Annibale Bugnini, el Gran Arquitecto del Novus Ordo, estamos ante una costra del pasado. Veamos, en qué consiste esta costra bugniniana.

domingo, 3 de enero de 2016

La Catena Plumbea


Entre el oro y el plomo, solo existen tres electrones de diferencia. 
Entre la Catena Aurea de Santo Tomás y la Catena Plumbea donde interviene Bergoglio, también existen tres electrones de diferencia. Un electrón para transformar lo sagrado en profano, un electrón para disimular lo que no se es, y otro electrón para manifestar los errores dogmáticos con astucia suma.
El oro representa la divinidad; el plomo, llamado plumbum en latín, origina el adjetivo plumbeus, el cual, no solamente significa que algo posee plomo, sino que se es un necio o estúpido.
Pero esta no es la cuestión. 
En esta Catena Plumbea, Bergoglio afirma que Jesús no es Dios y que la Sagrada Familia brilla por su ausencia, pues no se menciona ni una sola vez.
The Remnant sacó una nota solicitando se firme, para que el denominado Francisco, rectifique su rumbo o renuncie. Nada más ingenuo. A un demonio no se le pide que se rectifique ni que renuncie, a un demonio se lo expulsa sin más. Algo que, quienes tienen autoridad, deberían meditar.
Desarrollemos esta Catena Plumbea: