Calesita

jueves, 12 de mayo de 2016

Y la Serpiente mordió su talón

Las dos Lucías: La auténtica y la impostora
Mientras el orbe católico y por ende mariano, cantaba:
El trece de mayo la Virgen María
bajó de los cielos a Cova de Iria.
Ave, ave, ave María …
Mientras el orbe católico cantaba a la Virgen de Fátima, sus enemigos ocultos en la espesa tiniebla, planearon morder su talón.
LA GRAN MANIPULACIÓN. – De este modo se modelaba una de las mayores aventuras intentadas por personajes sesudos y respetabilísimos exponentes de la ortodoxia católica, que emanaban por sus poros, un enorme aroma de prudencia.
Conozco muchos católicos, que rechazan toda manifestación mariana, otros en cambio rechazan una parte de ellas. Pero estos católicos, en pleno uso de sus derechos, no pasan a dañar, mentir, ni mucho menos morder el talón de la Virgen.
Eran aquellos años, donde se hablaba de los tres secretos de Fátima, secretos que no incumbían a la doctrina, sino a la existencia de la Iglesia y del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario