Calesita

miércoles, 11 de mayo de 2016

La Iglesia soy Yo


La presente crisis de la Iglesia, ha aportado un serio cuestionamiento al dogma de la infalibilidad pontificia. Sobretodo, cuando se observa la construcción del poder bergogliano, donde ya se percibe nítidamente cada día más, que se transita de la infalibilidad pontificia hacia un papado absolutista.
Dentro de este planteo hallamos desde aquellos que desean ver abolido el dogma, hasta quienes se lamentan del error del Vaticano I por haberlo formulado.  
Otros afirmamos dicho dogma y así lo admitimos con las limitaciones que el mismo dogma conlleva, pero en las circunstancias actuales muchos se han rodeado de tenebrosas dudas.
El problema es serio, pues ya no se trata de la infalibilidad pontificia, sino que en el fondo de la cuestión, existe la duda que la Iglesia en sí misma no es infalible. Esta es la importancia del dogma en este momento de crisis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario